Enoturismo 360

viernes, 18 de julio de 2014

El vino que se quiere hacer sin vino

Ustedes imaginen que van a hacer cocido madrileño, pero no tienen garbanzos. Van a hacer patatas a la riojana, pero les faltan las patatas. Quieren hacer rape al horno, pero ese día no hay rape. Un buen plato no se puede elaborar si no tenemos todos los ingredientes. Imagínense que queremos hacer vino y no tenemos uvas. Y si además de esto queremos regular el sector del vino con una Interprofesional y uno de los ingredientes las Denominaciones de Origen no están allí.

¿Quién falta en la foto?
¿Qué ingrediente falta en las fotos?
¿Quién falta en la foto?

Cuando hace varios meses, allá por el mes de abril, hubo las primeras reuniones para poner en marcha la Interprofesional del Vino, hice una ronda de llamadas a unas cuantas DO de las que consideré principales y que pensé que deberían estar enteradas. En aquel momento, ninguna estaba al corriente, pero todas señalaron que si era un proyecto y estaba dando sus primeros pasos, que lo más normal es que supiesen algo más adelante. Alguna de ellas en un ejercicio de responsabilidad, me dirigió al organismo que las reúne, la Conferencia Española de Consejos Reguladores del Vino.

Pues bien a esta, el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, también se le ha olvidado llamarla. Y no contento con eso esta semana el MAGRAMA ha pasado esta nota de prensa:

"El director general de la Industria Alimentaria del  Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Fernando Burgaz, ha presidido una nueva reunión con el sector vitivinícola, en la que se ha alcanzado un principio de acuerdo sobre los Estatutos de la nueva Organización Interprofesional, cuyo ámbito de actuación será la totalidad del vino en España, con o sin indicación geográfica.
Los Estatutos acordados serán objeto de un análisis jurídico en los próximos días, para ser posteriormente ratificados por los órganos rectores de las correspondientes organizaciones.
Los socios fundadores de la Interprofesión serán las organizaciones ASAJA, COAG y UPA, y las Cooperativas Agroalimentarias por la rama de la producción y las Cooperativas Agroalimentarias y la Federación Española del Vino por la rama de la Transformación.
Todas las partes se han comprometido a trabajar en los próximos días, en últimar los detalles pendientes, con el objeto de poder firmar el Acta de Constitución antes de que finalice el mes de julio, como último trámite para la creación de laInterprofesional del Vino de España."


Tres apuntes: Afecta a todos los vinos, con o sin DO, los socios fundadores son los que le han apetecido al ministerio, y la firma será inmediata, pero si todo el mundo se niega a hacer caso a este documento, ¿para qué habrá servido hacer una película a la que le falta un producto, los actores? El menú está para servir, pero los ingredientes no están en la cazuela.

La CECRV ya ha salido al paso y en un comunicado señala que: "desea hacer constar su profundo malestar con el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente por impulsar una organización interprofesional sin contar con las denominaciones de origen ni informar a sus representantes, a pesar de la posición activa, comprometida y de colaboración que la Conferencia viene manteniendo con el Ministerio en diversos asuntos de interés para el sector en los últimos años y a pesar de las diferentes gestiones realizadas en los últimos meses para conocer los motivos por los cuales no se está contando con las Denominaciones de Origen en este asunto. Y es que, sorprendentemente, esta asociación no ha sido convocada a ninguna de las reuniones que se han celebrado en el Ministerio, auspiciadas e impulsadas por la Dirección General de la Industria Alimentaria para negociar la creación y el desarrollo de una organización interprofesional del vino de ámbito nacional".

"Resulta inaceptable que desde el Ministerio se impulse una iniciativa de tal importancia sin contar con la totalidad del sector vitivinícola. Por ello, queremos dejar constancia del rechazo de CECRV a una organización interprofesional así gestada", añaden.

Al MAGRAMA se le han olvidado algunos ingredientes y si uno sabe de cocina debería de intentar añadirlos cuanto antes, no sea que el sabor de los que sí están no sea demasiado bueno o, incluso, huela mal y al final ponga encima de la mesa un plato del que nadie querrá comer.

No hay comentarios: